¿ERES UN TURISTA RESPONSABLE? DE 1 A 5 CUAL ES TU CALIFICACIÓN

El Código Ético Mundial para el Turismo, aprobado en Santiago de Chile en el Marco de la Asamblea general en 1999 es una base importante para nosotros como viajeros acerca de nuestro compromiso en los destinos que visitamos. Tal documento propone un conjunto de 10 principios que en su practica propenden el desarrollo turístico de cada destino. EVALUATE. ¿Cumples las cinco primeras premisas establecidas por la OMT en este código?

PRINCIPIO 1: Ábrase a las culturas y tradiciones distintas de las suyas: su experiencia se verá transformada, usted se ganará el respeto de la población local, y ésta lo acogerá más fácilmente. Sea tolerante y respete la diversidad; observe las tradiciones y las prácticas sociales y culturales del lugar.

PRINCIPIO 2: Respete los derechos humanos. Cualquier forma de explotación vulnera los objetivos fundamentales del turismo. La explotación sexual infantil es un delito punible, tanto en el lugar donde se lleve a cabo como en el país de residencia de quien lo cometa.

PRINCIPIO 3: Ayude a conservar el entorno natural. Proteja la flora y la fauna silvestres y su hábitat, y no compre productos elaborados a partir de plantas o animales en peligro.

PRINCIPIO 4: Respete los recursos culturales. Las actividades turísticas deben practicarse con respeto por el patrimonio artístico, arqueológico y cultural.

PRINCIPIO 5: Su viaje puede contribuir al desarrollo económico y social. Compre artesanía y productos locales para apoyar la economía del lugar, y aténgase a los principios del comercio justo. Cuando regatee, tenga presente el concepto del salario justo.

Si tu calificación no fue 5 recuerda que estos principios nos ayudan contribuir con el crecimiento económico, a la comprensión internacional, a la paz y a la prosperidad de los países, así como al respeto universal y a la observancia de los derechos humanos y de las libertades fundamentales sin distinción de raza, sexo, lengua ni religión.

Fuente: Código Ético Mundial para el Turismo., OMT – Naciones Unidas; Folleto El turista responsable, OMT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *